Preaload Image

¿CÓMO LIDIAR CON EL ESTRÉS ACADEMICO?

El estrés académico es la reacción normal que tenemos frente a las diferentes exigencias y demandas a las que nos enfrentamos en la Universidad, tales como proyectos, exámenes, trabajos, presentaciones, etc. Muchas veces esta reacción es la que nos actica para poder responder con eficacia cada una de nuestras responsabilidades. Sin embargo en ocasiones, podemos tener demasiadas exigencias al mismo tiempo, lo que puede agudizar la respuesta y disminuir nuestro rendimiento.

 

¿Cuáles son los dos tipos de estrés académico?

 

  • Exigencias Internas: Son las que nos realizamos a nosotros mismos cuando somos muy autoexigentes.
  • Exigencias Externas: Nosotros no tenemos control de ellas, algunas que destacan en estás son tener que entregar trabajos y rendir pruebas y exámenes en un tiempo acotado; realizar trabajos en grupo; exponer frente al curso (disertaciones); no entender contenidos abordados en la clase; tiempo limitado para las obligaciones académicas, entre otros.

 

¿Cómo se manifiesta el estrés?

El estrés se manifiesta de diferentes formas, ya sea emocionales, conductuales o físicos. Algunos síntomas del estrés son:

 

CONDUCTUALES:

  • Preferir otras actividades por sobre el estudio
  • Dificultad para sentarse a estudiar
  • Aumento del consumo de café y/o tabaco
  • Dejar de asistir a clases
  • Dejar de hacer, por desgano o apatía, lo que se acostumbra normalmente

EMOCIONALES:

  • Dificultades para concentrarse
  • Dificultades para pensar (quedarse en blanco)
  • Problemas de memoria, olvidos frecuentes
  • Irritabilidad frecuente
  • Temor a no poder cumplir con las obligaciones
  • Baja motivación para actividades académicas
  • Angustia y/o ganas de llorar frecuente

FISICOS:

  • Cansancio y fatiga
  • Dolores de cabeza o jaquecas
  • Dolor de espalda
  • Aumento o disminución del apetito
  • Dificultades para dormir

 

Consejos para prevenir el estrés y agotamiento.

  • Planificar actividades priorizando entre ellas.
  • Elegir entre diferentes técnicas de estudio la que más se acople a ti.
  • Alimentarse saludablemente en horarios estables
  • Tomar agua constantemente.
  • Practicar algún deporte o actividades recreativas
  • Dedicar tiempo a pasatiempos y hobbies
  • Mantener ciclos de sueño estables
  • Practicar relajación y respiración profunda
  • Esforzarse en mantener la calma y tranquilidad

 

Espero que estos pequeños consejos te ayuden a disminuir tu estrés, aplícalos día a día para que este final de cuatrimestre no sea tan pesado para ti. ¡TÚ PUEDES!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
Hola,
¿Cómo podemos ayudarte?